JaBBeRWoCKy

JaBBaWoCKeeZ

JaBBeRWoCKy by Lewis Carroll

Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

“Beware the Jabberwock, my son!
The jaws that bite, the claws that catch!
Beware the Jubjub bird, and shun
The frumious Bandersnatch!”

He took his vorpal sword in hand:
Long time the manxome foe he sought–
So rested he by the Tumtum tree,
And stood awhile in thought.

And as in uffish thought he stood,
The Jabberwock, with eyes of flame,
Came whiffling through the tulgey wood,
And burbled as it came!

One, two! One, two! And through and through
The vorpal blade went snicker-snack!
He left it dead, and with its head
He went galumphing back.

“And hast thou slain the Jabberwock?
Come to my arms, my beamish boy!
O frabjous day! Callooh! Callay!”
He chortled in his joy.

‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

EL GRAN GALIMATÏAS

El sol canturreaba brumeando negruras
barrenando por las longicuas váparas.
los limazones ágiles girosqueaban
y los borogovas mimosos se fruncían
mientras el momio murgiflaba rantas.

¡Hijo mío, preservate del galimatías
y de las zarpas que desgarran
y de las fauces que trituran, cuídate…!
¡Que no te atrape el furioso Zamarrajo
y guárdate del pajarraco Jubo-Jubo!

Valeroso y audaz empuñó la espada vorpal
y acometió sin descanso a la horda manzona.
Después, descansó a la sombra del Tre-Pe-Pe
Tántamo y permaneció sosegado contemplando.

Mientras proseguía firsuto cavilando
surgió el Galimatias de ojos llameantes,
saliendo hedoroso de la selva turgal,
y se le acercó rápido y borguejeante.

¡tras, tras! ¡Un, dos! varias veces blandió
la vorpalina espada, y pronto lo destrozó.
Aniquiló a la bestia monstruosa, y con su testa
triunfante y galopante regresó.

¿es cierto que has matado al Galimatías?
¡Ven acá que te abrace, radiante hijo mío!
¡Gloricioso día! ¡Uh, jujuuuy!
Carcajeaba rebosante de alegría.

Pero el sol calenturreaba entre sombras negras,
los limazones ágiles girosqueaban
barrenando por las longicuas váparas,
y los borogovas mimosos se fruncían
mientras el momio necrofaba rantas.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. ilovemum!
    Feb 16, 2010 @ 16:18:00

    Me encanta tu Blog;)

    Responder

  2. Raisah
    Feb 18, 2010 @ 11:24:14

    Muchas gracias!! 😀

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: